viernes, junio 20, 2014

Celebramos matándonos entre nosotros - eso no es fútbol

Hola comunidad!

Mejor que nadie se - por ser el creador de este blog - que la temática es de tecnología, así que de antemano mis disculpas si al visitante ocasional o frecuente lo incomodo, pero quiero hacer uso de mi espacio personal para escribir sobre aquello que tengo atorado en la garganta - tal cómo ese grito de gol que termina en un "palazo" - porque precisamente quiero decir que las celebraciones de mis compatriotas Colombianos (no todos, es obvio) están desmedidas y prefiero incomodarte ahora mismo y decirte que si buscas tecnología en esta entrada, debes continuar revisando, pero hoy no quiero seguir siendo testigo mudo o mejor aún, cómplice en silencio.


Posiblemente esta entrada no sea la que tenga más visitas, ni la más comentada y mucho menos la más compartida, porque expresa pensamientos de un Colombiano que está cansado de tanto sinsabor por las celebraciones - no la compartirás porque estarás fuera de onda o serás "mala leche", pero esta entrada no es para eso. Lo hago porque otras dos personas que ni siquiera conozco (puras redes sociales) me pidieron que escribiera sobre esto, así que para esas dos personas es mi intención, de ahí en adelante es ganancia.

Lastimosamente no se trata sólo de fútbol, comienza con el concepto de celebración que amarrado tiene el consumo de alcohol y recientemente de alcohol + gasolina y peor aún: alcohol + gasolina + agresividad - todo para poder "celebrar".

Imagen de Juanelo - http://www.eldefinido.cl/humor/juanelo/2478/Juanelo__Inevitable/

He visto cómo nos matamos por protesta, por conflicto interno, por color político, por que eres de otro partido y en algunos casos uno sabe que correrá sangre en medio de la lucha por un cambio. Algunos libres pensadores le llaman "daño colateral" - en otros seminarios y conferencias te dicen cosas como "la sangre derramada por nuestros héroes" y en otros hasta "para hacer un omelet, hay que romper algunos huevos". Y al margen de lo que me parezca o piense, pues es así de real.

Muchos me llamarán de cien maneras, entre ellas extremista, pero no puedo ocultar que no me gusta el maltrato animal (me duelen los toros y otras lides) mucho menos el maltrato a infantes y siendo obvios pues la muerte de un ser humano, no importa si lo conozco o no es mi hermano, tal vez soy humano y me enseñaron a no matar y no herir o como lo quieran llamar (siempre trato de seguir estas reglas, incluso aunque no sea vegetariano). Eso si, siento pena ajena cuando veo a la gente aprovechar el momento para agredir a sus semejantes, camuflados entre la multitud y la disculpa de la celebración.




Entiendo que celebrar es una cosa y vandalismo es otra, siempre han existido diferencias entre seres humanos y el conflicto y la pelea es algo de todos los días, pero en medio de las celebraciones, algunos se aprovechan - robar por ejemplo es algo que se volvió pan de cada día, incluso en medio de celebraciones (por eso no queremos llevar celulares a conciertos o fiestas, hmmm).





Ver cómo te desangras por portar otra camiseta, por que otros pierden partidos que tu no juegas, porque otros ganan partidos que tampoco juegas y por que incluso celebras - mientras matas a tu hermano, eso ya no lo quiero ver - supongo que seguiré pasando por ser "mala leche" porque no me gusta el fútbol - eso dicen, pero hasta en eso es equivocado, me gusta el juego bonito y el talento, insisto mi querido lector: no me gustan las celebraciones, así como las hacemos.


Nací en una tierra que nos enseñó a que se celebra con alcohol y que no hacerlo de esa manera está "fuera de onda", nos enseñan a que si ganamos humillamos al derrotado, si somos los derrotados pues hablamos mal del que gana, nos enseñan que la gritería y ataque incluso físico está justificada mientras se celebra y si no quiero verlo, pues no debo ir. Así como en cientos de "fiestas" en las cuales es mejor no estar, si uno no está dispuesto a aguantarse "el asunto".

Nos han enseñado que si somos más de uno podemos buscar problema, porque entre más seamos "más razón tenemos" y ya no importa el concepto justicia o autoridad, también que entre más pasión tenga, mas "hijueputazos" puedo echar, se echan si hay gol - GOL HPTA, si no hay gol - Que HPTA, si casi fue, si lo pitaron o no lo pitaron - Arbitro HPTA y los Hptas del otro equipo. Esto también es agresión y un momento de "liberar tensiones", pero creo que me enseñaron mal a celebrar.





Ayer por ejemplo (en un partido de Colombia) un personaje dañó una silla porque un futbolista de Colombia erró en su desempeño (esto fue en la Universidad donde trabajo) y a nadie la pareció incorrecto, supongo que era "entendible" porque "daba mucha rabia", yo no soy "de onda" por eso creo que debo buscar la manera de enseñarle a mis hijos a celebrar de otra manera, pero muchos me miran cómo si estuviera diciendo algo imposible o totalmente absurdo - ¿el problema soy yo? ok.

Juanelo Molotov - http://www.eldefinido.cl/humor/juanelo/577/Juanelo__Molotov/

Olvidamos con facilidad pasmosa, que el famoso 5-0 de Argentina nos costó 76 muertos, mejor no haber ganado ¿no? (de esto hace bastante tiempo) aunque ignoro si hubo muertos en el partido con Brasil, cuando pensábamos estar super clasificados y nos metieron 9-0 pero tengo entendido que no pasó a mayores (perdón si erro en mis marcadores de fútbol) - algo si es claro, la fiesta del fútbol es mundial, así nos lo mostró Visa.



En partido con Grecia quedamos 3-0 y costó 9 muertos, a Grecia 0 - por eso puse que a mi parecer había ganado Grecia - deberíamos mejor aprendamos a bailar salsa y mapalé como los integrantes de la selección y así la pasamos mejor - esto aplica para reinados, carnavales y otras celebraciones. Ah y aprendamos también a celebrar deportes que dejan medallas y títulos mundiales (que tenemos varios) mientras logramos un título mayor a una copa que organizamos en nuestra casa, tal vez la del mundial, cuando llegue.

Metemos tanto este estilo de celebración a nuestros hijos que vemos imprudencias frecuentes como conducir, alcohol, menores sin protección, el casco en la mano, todo mientras los preocupados empresarios esperan que la turba pase sin daños a sus establecimientos, pero termina en daños contra los menores...





Lastimosamente el partido contra Costa de Marfil, también tiene saldo en muertos, entre ellos niños, uno por bala perdida, otro por accidente de un motociclista contra él - sin él estar en la caravana, es triste. Lo peor de todo es que no le he podido seguir el ritmo a las noticias, espero que no hayan más, pero suelo equivocarme.





Lo más triste de todo es que esto ocurre después de una ley seca en algunas ciudades porque precisamente por efectos de hinchas de fútbol (millonarios en este caso) fue necesario llamar "al orden y la mesura". ¿Sería peor si no se hubiera tomado estas "precauciones"?

Imagen: El espectador.com 
Artículo 1: Hinchas secuestran transmilenio, agresión con arma
Artículo 2: 100 hinchas lesionados por disturbios.

Y sí, estoy hablando del mismo "evento".

Hoy te pregunto mi querida Colombia: Si sigues ganando o incluso logras quedar Campeón del mundo - ¿Cuántos muertos estamos dispuestos a aportar, cuantos hermanos, padres, hijos? - ¿Cuántos Colombianos deben morir?, pongan un número que les parezca satisfactorio - porque como seguimos matándonos debo asumir que parece ser un "daño colateral" entendible porque se está celebrando.



Con el alma un poco quebrada por la muerte de los niños, me despido, pidiéndote que si no te enseñaron a celebrar y llegaste hasta este párrafo, por lo menos prométete a ti mismo que si lo le enseñarás a tus hijos, si eres hombre será imposición posiblemente, si eres mujer no importa lo que él diga: enséñales esto valioso a tus hijos - de paso recuerda, la vida de un ser vivo vale más que cualquier otra causa.


- Nos webmos.

Att - Uno al que no le gusta el fútbol, no por el fútbol.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...